domingo, 29 de mayo de 2011

Tentación.

Mirar atrás y ver pecado es algo normal…pero normal hasta que punto?

La vida es como si estuviese dividida en dos mundos; el que nos dió la vida y el que nos da el hombre. Como podemos compaginarlos si no se parecen en nada. Ni  el mayor orden sería capaz de dominarlos . Hemos nacido para ser personas no para ser tentaciones  del pecado. Querer huir de algo que nos rodea es como querer huír de nosotros mismos . El mayor placer de la vida es verse libre de pecados .Con esto no pretendo hacer un tercer mundo que pueda compaginar a estos dos ni mucho menos .... pero si una mente que se pueda afrontarlos por igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario