domingo, 29 de mayo de 2011

PropósitO.

Mi vida fluye para en ti desembocar.
Ahora me encuentro con fuerzas para continuar por este
tu dulce caminar.
No importa la lejanía de ese hermoso lugar si en tu cabeza,
claro y presente está.


Fluyo por ríos que solo  tienen un objetivo alcanzar y
es la mar que detras de la montaña se hallará.
No importa cuanto hayas de andar ni las dificultades que tengas que pasar,
si en tus momentos de debilidad no dejas escapar
la luz que será la pila que en ti recargará
una vez más.


Ten presente tu meta final porque es ella quien la fuerza te brindará
y no el sufrimiento del camino al andar.


A lo lejos veo el camino que tendré que tomar,
para a ti llegar.
Ahora me limito a no perderlo de vista y observarlo con humildad para
 en la primera oportunidad porderlo aprovechar.
Y encaminarme así a la cuesta que su cima albergara la luz de mi proposito final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario