domingo, 29 de mayo de 2011




 Sin darme cuenta me alejé,
 sin darme cuenta te olvidé.

 Y tú me has querido recordar que estás pendiente de mí en todo lugar.

 A pesar de todo el amor que me das,
 no entiendo como de ti me pude distanciar?
 Si de tu amor yo me puedo alimentar.
 Que ha podido pasar?

 Pena me da quererlo, imaginar...

 Tu me llamas siempre una vez más para que no caiga sino en tu dulce caminar , y yo arrepentida te acepto sin más.

 Me llegas tan hondo que me haces ver y reconocer el propósito de mi ser.
 Gracias señor por esta mi inspiración que sea en ti gloria y resplandor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario