domingo, 29 de mayo de 2011


Algo asoma en la ventana y no es la luz del alba.

Algo llama a mi ventana y es ella que me reclama.

Como cuando buscas lo perdido en un mar de olvido.

Así me encontró, en medio de un vacío
que sólo lo lleno con lagrimas de rocío...

No hay comentarios:

Publicar un comentario